MASAJES

Los masajes son manipulaciones basadas, esencialmente, en distintos movimientos y presiones en la piel, los cuales dependerán del objetivo que se le quiera dar al masaje.

Existen incontables tipos de masajes, como:

Masaje de relajación
Masaje descontracturante
Masaje drenante
Masaje reductor
Masaje sacro-craneal
  • Se estimulan los puntos motores realizando suaves movimientos con las manos y ayudándose con aceites aromáticos para llegar al sistema nervioso-muscular. 
  • Por malas maniobras y stress, entre otras razones, los músculos se contraen provocando molestos dolores. Este masaje se basa en movimientos fuertes en la zona afectada, estas manipulaciones estimulan la liberación de endorfinas, las cuales generan una sensación de bienestar en la persona. 
  • Este masaje favorece la circulación, logrando mejorar la eliminación de líquidos acumulados en el cuerpo para evitar, entre otras cosas, la celulitis.
  • Masaje profundo que busca remover la grasa localizada no deseada. Este masaje permite intensificar la circulación, a la limpieza del organismo y por ende, a una estilización de la silueta.
  • Masaje sutil y de efecto profundo, relaja y estimula todo el cuerpo. Se siguen las inervaciones nerviosas, empezando por la cabeza, bajando por la columna hasta la zona sacra, donde estas se ramifican hasta la periferia (brazos, piernas).

Existen muchos otros tipos de masajes como:

  • Masaje Activador
  • Masaje deportivo
  • Masaje miofacial
  • Masaje miopilates
  • etc.